Skip to content
Libro esotérico

Liliana Mizrahi

Liliana Mizrahi, naci√≥ en buenos aires, Argentina. Se gradu√≥ en la Universidad de Buenos Aires, UNBA, en la carrera de Psicolog√≠a en 1969. Desde ese a√Īo trabaja en Psicolog√≠a Cl√≠nica.

Trabaja en Psicoterapias de adultos y adolescentes. En encuadres individuales y grupales. Dise√Īa terapias vinculares, de pareja y familia.

Dise√Īa y coordina talleres vivenciales y de reflexi√≥n.

Supervisa a otros terapeutas individual y grupalmente.

ANTECEDENTES LITERARIOS

Es autora de libros de ensayos como “La Mujer Transgresora‚ÄĚ, ‚ÄúLas Mujeres y la Culpa”, y “Mujeres en Plena Revuelta”.

En humor public√≥ “Madres en Desuso, Manual de Higiene Emocional”

En Poes√≠a ha publicado cuatro libros. “Los M√°gicos Juegos”, “Bautismos y Fundaciones”, “Hembras del Ave del Para√≠so” y “Qui√©n me mat√≥, madre‚ÄĚ

Se ha desenvuelto también como periodista en medios de comunicación argentinos.

En noviembre de 2006 realiz√≥ varias entrevistas a vecinos de Gualeguaych√ļ que se oponen a la instalaci√≥n de industrias papeleras sobre el r√≠o Uruguay.

LA FUERZA DE SUS PALABRAS

En mayo del 2011 termina y publica el libro titulado ‚ÄúMujeres Libres y Cr√≠menes Sociales: La penalizaci√≥n del aborto y la aceptaci√≥n del abuso‚ÄĚ

El libro comienza con una breve Introducción al Patriarcado. En la primera parte, el libro habla sobre la Penalización y Criminalización del Aborto. La segunda parte del libro refiere a la aceptación de la Pedofilia en la Iglesia. En la tercera parte se transcriben testimonios acerca de la Violación en Familia.

En esta obra destacan extractos sobre su opinión firme sobre el porqué la penalización del aborto no está cambiando ni mejorando las cosas, aquí algunos de los extractos de este libro:

No somos asesinas

Liliana Mizrahi nos dice, la culpa es una propuesta tramposa para que fracasemos, nos frustremos, estemos en deuda, en falta con las altas expectativas en juego, perseguidas, siempre en infracción y saturadas de una culpa que ataca nuestra inteligencia y nuestra sensibilidad. Resentidas y/o deprimidas.

Los fantasmas que crecen en nuestras moldeadas conciencias, ilustran en qué medida la coerción y la represión del sistema han sido incorporadas como auto-represión y coerción a nosotras mismas.

Nuestras conciencias se moldean seg√ļn los mandatos de poder, en varones y mujeres. El car√°cter destructor activo de la acusaci√≥n, el juicio y la condena contra las mujeres, tiene como escenario principal nuestra propia conciencia. Es ah√≠ donde gestamos la certeza de nuestra culpabilidad e instalamos la falta de respeto por nosotras mismas.

Las Mujeres y la Culpa

Liliana Mizrahi

Este es el peligro de la criminalización del aborto, gestar la certeza de una culpa asesina abrumadora y sabemos que no es así, eso es lo hipócrita, sabemos que no somos asesinas.

‚ÄúMuchas veces la culpa y el miedo a la culpa se expresa de manera organizada a trav√©s de una l√≥gica sacrificial que nos induce a demorarnos, postergarnos e inmolarnos. Se instala en la mujer el ‚Äúno puedo, no debo, no tengo derecho, no tengo tiempo, no tengo capacidad, soy chica, soy grande, soy fea, ahora no, mis padres, mi marido, mis hijos, soy pobre, estoy embarazada, el pa√≠s, esta situaci√≥n‚Ķse construye la estructura fundante de muchas mujeres como seres-postergados y autopostergados‚ÄĚ. Es lo que nos dice en su libro ‚ÄúLas Mujeres y la Culpa‚ÄĚ

Los nuevos padres

Los psic√≥logos, m√©dicos, algunos maestros o profesores, las mucamas, alg√ļn encargado o vecino, el portero, el t√≠o, los abuelos, los jueces‚Ķson los nuevos padres.

Ellos, los nuevos padres ¬Ņson herederos y guardianes de las instituciones tutelares e inquisidoras que dan continuidad e imponen los valores del Patriarcado? Seguramente s√≠.

Los hijos est√°n sueltos en lo real inmediato. No como chicos libres‚Ķ est√°n como chicos abandonados que se creen due√Īos de s√≠ mismos. Abandonados. Dejados en manos de ellos mismos y a merced de sus impulsos.

Sueltos, sin l√≠mites, sin normas claras, sin valores claros, ni√Īos o adolescentes sacralizados y agresivos. A veces, inmanejables. Sin l√≠mites. Y l√≠mites es amor. No hay amor

Las mujeres no queremos ser ‚Äúincubadoras‚ÄĚ de criaturas rechazadas.

¬ŅSe puede elegir? Se puede elegir cuando se ha podido pensar en alternativas, cuando se conocen otras realidades, cuando se tiene conciencia de los propios derechos humanos y deseos que son aut√©nticos.

También se puede elegir cuando una mujer sabe de qué se trata y no se pierde de vista el propio deseo. Sí se puede elegir. Se aprende a elegir o decidir.

Las mujeres no queremos ser ‚Äúincubadoras‚ÄĚ de criaturas accidentales, no queridas, no buscadas y rechazadas sin ambivalencia. No queremos que nos obliguen a maternidades obligatorias. La maternidad no puede ser forzosa.

No queremos que nos manipulen más, nos saturen de culpa y nos llamen asesinas. Las mujeres no queremos ser sostén de embarazos accidentales imposibles de prever y rechazados, profundamente rechazados.

¬ŅLas mujeres no podemos no querer ser lo que nos dicen que debemos ser?

500.000 abortos al a√Īo

La prohibición del aborto es incorrecta e inhumana.

No tiene en cuenta las reales necesidades de las mujeres.

Esta prohibición no tiene en cuenta la siniestra y trágica realidad del aborto clandestino.

Pasa por alto las muertes de mujeres que abortan sin cuidados sanitarios.

Ignora la voluntad de la mujer y su decisión.

Otra vez cosificadas. Otra vez nos quieren convertir en seres-paraotros.

La penalización del aborto no ha disminuido su incidencia.

Los abortos contin√ļan d√≠a a d√≠a, las muertes se suman.

Son 500.000 abortos al a√Īo en Argentina.

Un libro a favor de la libertad

Las mujeres estamos entrenadas para percibir y darnos cuenta de: ¬Ņqu√© es lo que el otro quiere de nosotras? y cumplir ese deseo, darle prioridad de paso, sin priorizar nuestro propio deseo. Otra vez segundas, postergadas. El deseo del otro se convierte en orden, prioridad, urgencia. Esa es nuestra patolog√≠a

Mizrahi dice que este es un libro a favor de la libertad de las mujeres para decidir sus maternidades y decidir sobre sus cuerpos.

Se trata de forjar una mentalidad abierta a la responsabilidad y la libertad. Una mentalidad que permita la libertad de conciencia y de decisión. Una mentalidad no acusatoria capaz de leer la totalidad de la situación dada.

Una cabeza no prejuiciosa ni obstinada. Una cabeza abierta.

Su pa√≠s natal, Argentina, ha luchado incansablemente por la despenalizaci√≥n del aborto y otros derechos m√°s para las mujeres y despu√©s de a√Īos de lucha, recientemente se ha logrado modificar la ley ahora abortar es un derecho en ese pa√≠s.

Celebrado por muchos y severamente criticado por muchos más, esta lucha ha dado un resultado favorable para las protestantes y han logrado un hecho histórico y, sin duda, Mizrahi ha sido una voz de opinión muy influyente para que esto se llevara a cabo.

A favor o en contra del aborto, del patriarcado, del feminismo, debemos de darnos la oportunidad de ver la moneda por ambas caras, y conocer los libros de Liliana Mizrahi nos dar√° una idea clara de lo que de este lado se defiende.

Libros sobre Mizrahi

Si deseas saber m√°s sobre los escritos de Liliana Mizrahi, en esta web encontrar√°s sus libros m√°s relevantes y los puedes consultar completamente ¬°GRATIS!

Libros:

Youtube
Youtube
Whatsapp
Fb messenger