Skip to content
Libro esotérico

Jules Michelet

Jules Michelet nació el 21 de agosto de 1798. Su infancia transcurrió en un ambiente de pobreza y enardecimiento popular.

Su padre fue impresor durante la Revoluci√≥n, pero tras la llegada de Napole√≥n y la Restauraci√≥n el n√ļmero de imprentas se fue reduciendo, a medida que se limitaba la libertad de prensa, y la miseria se apoder√≥ de la mayor√≠a de ellas.

Los primeros duros a√Īos de vida del joven Michelet forjaron su car√°cter.

Seg√ļn nos cuenta √©l mismo, la visita al Museo de Monumentos Franceses y la lectura de la medieval Imitaci√≥n de Cristo influyeron en su decisi√≥n de decantarse por el estudio de la historia. A los 12 a√Īos, peque√Īo y escu√°lido por la desnutrici√≥n, entr√≥ en el Liceo Carlomagno.

Una vez concluida su ense√Īanza, fue agregado de historia en 1821 en el mismo Liceo Carlomagno y, posteriormente, ense√Ī√≥ esta disciplina en el Colegio de Santa B√°rbara. Seis a√Īos m√°s tarde fue nombrado profesor de filosof√≠a e historia en l‚Äô√Čcole preparatoire de Par√≠s.

SU VIDA LABORAL

A medida que su reputaci√≥n aumentaba fue desempe√Īando m√°s cargos p√ļblicos: en 1830 jefe de la secci√≥n hist√≥rica de los Archivos Nacionales, en 1834 suplente de Guizot en la Sorbona, en 1837 profesor del Coll√®ge de France en las c√°tedras de historia y de moral y en 1838 miembro de la Academia de Ciencias Morales y Pol√≠ticas.

Poco antes de iniciarse la Revoluci√≥n de 1848 fue destituido de sus cargos docentes, pero ser√° repuesto tras proclamarse la II Rep√ļblica.

Entre los a√Īos 1830 y 1867 redacta una de sus obras m√°s importantes, la Historia de Francia, compuesta por veinticuatro vol√ļmenes.

En 1847 Se hizo un receso en la redacci√≥n de estos vol√ļmenes y hubo que esperar hasta 1855 para que la retomase nuevamente pues durante este per√≠odo dedic√≥ su tiempo a escribir la obra que le dar√≠a m√°s fama, la Historia de la Revoluci√≥n francesa.

La llegada de Luis Napoleón Bonaparte al poder provocó, nuevamente, que fuera relevado de sus funciones al ser acusado de mantener una posición hostil al II Imperio. Murió el 9 de febrero de 1874 en Hyères.

JULES MICHELET, UN HISTORIADOR DISTINTO

Jules Michelet

Michelet, es probablemente el primer historiador en dedicarse a algo así como una historia pintoresca de la Edad Media, y su narración sigue siendo la más viva que existe.

Su investigación en manuscritos y textos impresos fue de lo más laboriosa, pero su imaginación y sus fuertes prejuicios religiosos y políticos, lo hicieron ver todas estas cosas desde un singular punto de vista.

Incidentes históricos son tratados desigualmente. Intransigentemente hostil al imperio como era Michelet, su caída y los desastres subsecuentes lo mantuvieron estimulado a seguir escribiendo.

HISTORIA DEL SATANISMO Y LA BRUJER√ćA

Las obras de Jules Michelet, han trascendido hasta nuestros días por su muy peculiar forma de contar la historia con sus arduas investigaciones.

Pero entre sus tantos libros hay uno del que no se menciona ni en sus m√°s elaboradas bibliograf√≠as, quiz√° porque resulta un tanto incomodo a los ojos de los puristas, ya que desde su titulo es un repelente para muchos, este libro es el de ‚ÄúHistoria del Satanismo y la Brujer√≠a‚ÄĚ

Este libro sobresale del resto por tratarse de un tema tab√ļ para muchos c√≠rculos religiosos, y no es una novela o una historia fant√°stica. Es precisamente la historia de la procedencia de estos dos conceptos que son tan evadidos y maldecidos por la sociedad tradicional.

Y es precisamente, por mera tradición, que tenemos muy seguramente estos conceptos muy mal habidos en nuestras mentes.

Sin duda, muchos al escuchar o leer las palabras brujer√≠a o satanismo, viene a su mente maldad, hechizos, desobediencia, miedo‚Ķ  Y es justo lo que la iglesia nos ha hecho creer a base de dolor contra muchas mujeres de nuestro pasado.

Con la perspectiva de Michelet y su documentaci√≥n en este libro, te dar√°s cuenta que no todo ha sido como se nos ense√Ī√≥ y adem√°s nos muestra por qu√© se nos hizo creer as√≠.

PALABRAS DE JULES MICHELET

He aquí algunos fragmentos de este singular libro de Jules Michelet:

Durante mil a√Īos el √ļnico m√©dico del pueblo fue la bruja. Los emperadores, los reyes, los papas, los m√°s ricos barones ten√≠an algunos doctores de Salerno, moros o jud√≠os, pero las masas de todo Estado, podemos decir todo el mundo, no consultaban m√°s que a la Sala, o comadrona.

Si no curaba, la injuriaban y la llamaban bruja. Pero generalmente, por un respeto mezclado de temor, se la nombraba Dama buena, o Bella dama (bella donna), el mismo nombre que se daba a las hadas.

La Iglesia, que detestaba al médico profundamente, con todo su corazón, no dejó por esto de fundar su monopolio, para extinguir a la bruja. Se declaró, en el siglo XIV, que, si la mujer se atrevía a curar sin haber estudiado, era bruja y merecía morir.

“La naturaleza las hace brujas…” Es el genio propio de la mujer y de su temperamento. La mujer nace hada. Por el retorno regular de la exaltaci√≥n, es sibila.

Es por el amor, maga. Por su finura, su malicia (con frecuencia fant√°stica y bienhechora) es bruja y echa suertes, o por lo menos enga√Īa, adormece las enfermedades.

El hombre caza y combate. La mujer se ingenia, imagina: engendra sue√Īos y dioses. Cierto d√≠a es vidente: tiene las alas infinitas del deseo y del ensue√Īo.

Para contar mejor el tiempo, observa el cielo. Pero la tierra no está por ello menos en su corazón.

Con los ojos bajos sobre las flores enamoradas, ella misma joven y flor, la mujer traba con las flores un conocimiento personal. Es mujer y les pide que curen a los que ella ama.

¡Sencillo y conmovedor principio de las religiones y de las ciencias! Más adelante todo se dividirá, se verá empezar al hombre especial, juglar, astrólogo o profeta, nigromante, sacerdote, médico. Pero, al principio, la mujer es todo.

HISTORIA Y VERDAD

Michelet, mientras nos relata la historia, desmenuza, con gran exaltación de la mujer, la relevancia de la brujería en la humanidad y cómo esta dependió en gran parte del llamado satanismo para atreverse a hacer cosas consideradas de ocultismo y oscuridad para poder lograr un bien en su prójimo.

Pero las mentes de muchos hombres no estaban listas para darle reconocimiento a poderes que no conocían, y nada, absolutamente nada, pasaría por encima de sus inculcadas creencias sobre su Dios y los hombres que representan esta creencia.

Desafortunadamente esta forma de pensar y restringir conocimientos alternos sigue estando vigente en miles y miles de personas.

Con este libro de Jules Michelet, est√°s ante la posibilidad de cambiar esa forma de pensar y dar paso a nuevos conocimientos que te abrir√°n las puertas hacia varios temas con herramientas asombrosas para adentrarte en un pensamiento universal.

Libros de Jules Michelet

Si deseas aprender sobre este singular libro de historia de Jules Michelet, en esta web podr√°s consultar su obra y muchos temas relacionados, completamente GRATIS.

Esperamos que lo disfrutes.

Un fuerte abrazo, mable lector.

Libros:

Youtube
Youtube
Whatsapp
Fb messenger