Skip to content
Libro esotérico

Alberto el Grande

Alberto el Grande, también conocido como San Alberto Magno, era un hombre de ciencia.

Su biografía es conocida o fácil de encontrar para profundizar en su vida y obra. Pero menos conocido es su vínculo con la ciencia Química. El 15 de noviembre es su festividad.

Fue un adelantado a su tiempo y es precursor de la Ciencia Renacentista.

San Alberto Magno es válido para todo tiempo y lugar. En él tenemos un modelo de científico creyente: no concebía conflicto alguno entre ciencia y religión.

En general, todos los elementos de su vida nos muestran esta eterna novedad: aunaba en su persona al teólogo y al místico (teoría y experiencia de Dios), al obispo y al fraile (gobierno y vida comunitaria), al sabio y al santo (sabiduría y humildad).

San Alberto, sin ninguna duda, aparece ante nosotros como una figura verdaderamente universal.

BIOGRAF√ćA

San Alberto nace en Lauingen (Alemania) en 1193/1206 y muere en Colonia el 15 de noviembre de 1280. Su vida re√ļne m√ļltiples facetas: cient√≠fico y te√≥logo, fraile y m√≠stico, obispo y doctor de la Iglesia‚Ķ

Patrono de los científicos, es también considerado uno de los más grandes genios de Occidente y un santo de talla universal, de ahí el apelativo de Magno, que tan solo él ha merecido en el campo del conocimiento.

Su padre lo envió a estudiar a la Universidad de Padua, donde conoció al beato Jordán de Sajonia. Ingresó en la Orden de Predicadores en 1223, realizando estudios eclesiásticos en Colonia y París.

Trayectoria

Fray Alberto desarrolla durante toda su vida su vocaci√≥n docente, comenzando en el convento de Colonia. Ense√Ī√≥ tambi√©n en Par√≠s, Hildesheim, Friburgo de Brisgovia, Ratisbona, Estrasburgo, y de nuevo en Colonia, donde hacia 1244 tiene como disc√≠pulo a santo Tom√°s de Aquino.

M√°s tarde regresa a Par√≠s, donde imparte exitosas lecciones de alcance europeo. Tras conseguir el t√≠tulo de maestro en teolog√≠a (1246), contin√ļa en Par√≠s, en una de las c√°tedras dominicanas, y de nuevo en Colonia, donde regenta el nuevo Estudio General (facultad teol√≥gica privada).

Como escritor

Desempe√Ī√≥ una gran labor de escritor: su ingente obra abarcaba todas las √°reas del conocimiento hasta entonces cultivadas. San Alberto destac√≥ como fil√≥sofo y te√≥logo, con la novedad de inspirarse no solo en autores cristianos, sino tambi√©n musulmanes y paganos; pero a√ļn m√°s en su faceta de naturalista (estudioso de la naturaleza), sobre todo por el m√©todo de la observaci√≥n y experimentaci√≥n, que aplic√≥ incluso al mismo Arist√≥teles. Tampoco debemos olvidar sus sublimes escritos m√≠sticos.

Tras ser elegido provincial de Alemania en 1254, el pontífice Alejandro IV llegó a nombrarlo obispo de Ratisbona, lo cual no fue del todo de su agrado. Sin embargo, terminó cosechando un éxito pastoral brillante.

San Alberto Magno muere el 15 de noviembre de 1280. Su cuerpo descansa en el sepulcro de la iglesia de San Andrés de Colonia. Gregorio XV lo beatificó en 1622, en 1931 Pío XI lo canonizó y lo declaró doctor de la Iglesia, y finalmente Pío XII lo nombró patrono de los que cultivan las ciencias naturales.

ALBERTO EL GRANDE SEG√öN MARTOS

Manuel Castillo Martos, del √Ārea Historia de la Ciencia del Departamento de Qu√≠mica Inorg√°nica de la Universidad de Sevilla escribi√≥ una obra sobre La ciencia de los fil√≥sofos. Uno de los cap√≠tulos lo dedica a Alberto Magno: precursor de la Ciencia Renacentista.

Ahí hace un recorrido por los trabajos de San Alberto Magno sobre la Filosofía Aristotélica, Alquimia, Química y Ciencias Naturales.

Este investigador analiza en un apartado la faceta de Alberto el Grande como qu√≠mico. Y apunta que ‚Äúno descubri√≥ ni realiz√≥ experiencias importantes en el laboratorio, pero como fil√≥sofo especulativo supo descubrir procesos y aparatos que estaban ocultos para otros en textos de Arist√≥teles‚ÄĚ Y pone el ejemplo de Meteora, donde los pasajes sobre hierro y acero ‚Äúse han considerado como precursores de Biringuccio, Agr√≠cola, Porta y otros escritores y metal√ļrgicos‚ÄĚ.

Seg√ļn Martos, las obras clave de San Alberto Magno sobre qu√≠mica son De mineralibus et rebus metallicis y De lapidibus.

En la primera obra, seg√ļn el investigador, expone la teor√≠a que mercurio y azufre son padre y madre de todos los metales y describe hechos qu√≠micos como la obtenci√≥n de mercurio sublimando cinabrio en horno de aludel; purificaci√≥n de oro por la uni√≥n de holl√≠n, sal y polvo de ladrillo molido; afinaci√≥n de oro y plata por copelaci√≥n; blanqueado de cobre con ars√©nico, producci√≥n de plomo blanco con vinagre, separaci√≥n de la plata de otras sustancias por √°cido n√≠trico o el ataque por √°cidos de metales, menos el oro.

Alberto el Grande, contin√ļa detallando Martos, defini√≥ t√©rminos como molienda, cementaci√≥n, disoluci√≥n, cocci√≥n, licuefaci√≥n, coagulaci√≥n, vaporizaci√≥n de s√≥lido o l√≠quido por el calor, calcinaci√≥n, solidificaci√≥n y cristalizaci√≥n.

Se adelant√≥ a su tiempo al definir Afinidad desde un punto de vista de modernidad, seg√ļn explica el investigador. Y explica que ‚Äúel azufre ennegrece la plata y abrasa en general a los metales a causa de la afinidad natural que tiene por ellos‚ÄĚ. Luego la teor√≠a de la Afinidad se desarrollar√≠a en el siglo XVIII.

Muchos de los descubrimientos de Alberto Magno llegaron hasta nuestro tiempo. Es considerado el descubridor del arsénico, que describe detalladamente.

Tambi√©n prepar√≥ potasa c√°ustica mediante la cal, procedimiento que se sigue utilizando hoy en d√≠a. El investigador tambi√©n destaca que explic√≥ la preparaci√≥n de diversos compuestos de plomo y minio; y que separ√≥ oro y plata de las aleaciones. Martos apunta que Alberto Magno fue un precursor. ‚ÄúHa legado a la historia de la Qu√≠mica observaciones y aparatos que han servido de puente entre la Alquimia, la tecnolog√≠a medieval y la ciencia renacentista‚ÄĚ. Y a√Īade: ‚ÄúLos estudios comparativos que hizo no fueron meras citas de fuentes antiguas, sino que compar√≥ procesos y resultados concretos, lo que confirma que Alberto Magno entra en la pl√©yade de personas que contribuyeron al desarrollo de la Qu√≠mica‚ÄĚ.

Libros sobre Alberto el Grande

Si deseas conocer la obra magna de Alberto el Grande y obtener sus ense√Īanzas, en esta Web podr√°s consultar sus mejores libros, completamente GRATIS.

Esperamos que los disfrutes y te sean de gran ayuda.

Un Abrazo, amable lector.

Libros de Alberto el Grande:

Youtube
Youtube
Whatsapp
Fb messenger