Skip to content
Libro esotérico

Cicerón

Cicerón

Cicerón fue un Orador, político, escritor y filósofo latino de orientación ecléctica.

Naci√≥ en Arpinum el 3 de enero del a√Īo 106 antes de nuestra era y muri√≥ asesinado en Gaeta el 7 de diciembre del a√Īo 43 antes de nuestra era.

De joven, estudió filosofía en Atenas, Alejandría y Rodas.

Fue disc√≠pulo de los epic√ļreos Fedro y Zen√≥n y, m√°s tarde, de Fil√≥n de Larisa y del acad√©mico esc√©ptico Ant√≠oco de Ascal√≥n; tambi√©n recibi√≥ ense√Īanzas del estoico Diodoto.

En Rodas recibió una gran influencia del estoico Posidonio de Apamea y, en sus escritos, se manifiesta también la influencia de Panecio.

Su mayor influencia la representa el intento de Antíoco de armonizar y sintetizar el pensamiento de los grandes filósofos antiguos y de las grandes corrientes del pensamiento.

De las que solamente se separó de forma radical del epicureísmo, aunque tuvo la honradez intelectual de hacer publicar el De rerum natura de Lucrecio.

En general, era fundamentalmente esc√©ptico en lo tocante a la filosof√≠a natural, se orient√≥ hacia el estoicismo en √©tica y practic√≥ un eclecticismo te√Īido del escepticismo propio de Ant√≠oco.

Vida política

En su agitada vida pol√≠tica Cicer√≥n -que, con su esfuerzo, sus dotes de orador, el trabajo como abogado y su carrera en diversos cargos p√ļblicos, lleg√≥ a ser c√≥nsul de Roma-, vivi√≥ la turbulenta √©poca del fin de la Rep√ļblica romana y de las abusivas imposiciones senatoriales.

Se opuso al demagógico golpe de Catilina y tomó partido por Pompeyo frente a César, aunque, a la muerte de éste, atacó a Marco Aurelio en unas Filípicas que retomaron el estilo de Demóstenes.

De hecho, Bruto, al asesinar a César, levantó la espada y gritó el nombre de Cicerón, aunque éste no era uno de los conjurados, pero su influencia y su oposición a la dictadura de César.

Su defensa de la Rep√ļblica, estaban en la mente de los conjurados que durante los idus de marzo acabaron con la vida de Julio C√©sar.

Pensamiento Republicano

Decidido partidario del republicanismo, admitía la necesidad de un hombre fuerte para dotar de estabilidad al Estado, figura que reconocía en Pompeyo; sus simpatías por él, sin embargo, no fueron siempre correspondidas.

Su carrera pol√≠tica fue fulgurante: en un a√Īo fue elegido edil, en el 66 a.C. pretor, cargo desde el que propuls√≥ un acercamiento entre caballeros y senadores (concordia ordinum), y dos a√Īos despu√©s obtuvo la elecci√≥n de c√≥nsul del Senado.

Desde esta posición, hizo fracasar la reforma agraria propuesta por Rullo, hizo frente a los populares, liderados por Craso y Julio César, y llevó a cabo una de las batallas más dramáticas y peligrosas de su carrera: su oposición a la conspiración de Catilina.

Derrotado en las elecciones, Catilina se disponía a promover levantamientos para instaurar una dictadura.

Los cuatro discursos (Catilinarias) pronunciados por Cicerón ante el Senado a fin de conseguir la ejecución de los conspiradores constituyen la muestra más célebre de su brillante oratoria, de gran poder emotivo.

Filosofía

Tres a√Īos antes del final de su vida y ante la impotencia pol√≠tica de conducir los destinos de Roma, seg√ļn los criterios que √©l estimaba justos, dedic√≥ todos sus esfuerzos a la filosof√≠a.

Retomó los ideales eclécticos forjados en su primera formación filosófica, y se propuso hacer accesible a la cultura latina la gran riqueza de la filosofía griega.

Esta tarea de divulgaci√≥n de la cultura filos√≥fica griega en el mundo latino es uno de los m√©ritos de Cicer√≥n, aunque no el √ļnico, ya que, si bien sus obras no son propiamente originales.

La difusión que hizo del pensamiento griego no se limita a la obra de un mero doxógrafo, traductor o divulgador, sino que está mediatizada por una fecunda labor de sistematización e interpretación.

En este sentido, adem√°s de ser de una gran importancia para el conocimiento de la filosof√≠a de la antig√ľedad, la obra de Cicer√≥n se caracteriza por crear las bases de una terminolog√≠a filos√≥fica latina de gran influencia y elaborar importantes reflexiones para la filosof√≠a pol√≠tica.

Adem√°s de ello, aunque la obra ciceroniana sea la de un ecl√©ctico, en la medida en que concibe la filosof√≠a como un saber socialmente √ļtil y necesario, siempre est√° orientada hacia la pr√°ctica pol√≠tica y hacia la comprensi√≥n de la historia.

Por otra parte, como maestro de Agustín de Hipona, la obra de Cicerón ha penetrado los más íntimos resquicios de la cultura europea posterior.

Su obra

Sus obras están generalmente escritas en forma de diálogo, pero más inspiradas en los perdidos diálogos de Aristóteles que en los diálogos platónicos.

En De republica (Sobre el estado), obra escrita entre los a√Īos 54 y 51 a.e.c, defiende como mejor forma de gobierno un estado en que existan en forma combinada la monarqu√≠a, la aristocracia y la democracia, que vendr√≠a a ser de hecho la constituci√≥n de la Rep√ļblica romana.

Formado en las principales escuelas filosóficas de su tiempo, Cicerón mostró siempre una actitud antidogmática y recogió aspectos de las diversas corrientes.

La originalidad de sus obras filosóficas es escasa, aunque con sus sincréticas exposiciones se convirtió en un elemento crucial para la transmisión del pensamiento griego.

Al final de su De Republica contrasta su probabilismo con una exaltación religiosa de signo neoplatónico.

Como literato, se convirtió en el modelo de la prosa latina clásica, con un estilo equilibrado y de largos y complejos períodos, aunque perfectamente enlazados.

Libros sobre Cicerón

Si deseas conocer la obra magna de Cicer√≥n y obtener sus ense√Īanzas, en esta Web podr√°s consultar sus mejores libros, completamente GRATIS.

Esperamos que los disfrutes y te sean de gran ayuda.

Un Abrazo, amable lector.

Libros de Cicerón

Youtube
Youtube
Whatsapp
Fb messenger