Skip to content
Libro esotérico

Antonio Blay

Antonio Blay Fontcuberta es una figura singular, aunque aún poco reconocida a nivel nacional e internacional.

Cuando tomas contacto con los libros o cursos de Antonio Blay inmediatamente percibes autenticidad, una palabra muy empleada por él mismo.

Su motivación vital siempre fue la de comprender todo esto que llamamos vida y realidad; desde ya recomiendo leer el legado de este hombre sencillo, con aspecto de bonachón, que aporta luz y consciencia a raudales.

El maestro más humano

Antonio Blay Fontcuberta nació en Barcelona en 1924, y murió en el mismo lugar en 1985. Todos los que asistieron a sus cursos reconocen que, de alguna forma, su vida les cambió. Algo se había despertado en ellos como consecuencia de la palabra y presencia de Blay. Seguramente simplemente es el despertar de lo verdadero que reside en nosotros…

Era un hombre independiente y libre, que continuamente te impulsaba a que contrastases tú mismo la realidad. Nada de teorías, creencias o recetas; “¡Míralo!”, “¡Compruébalo!”. De esa forma, te decía que aprendieses tú mismo con la vida. Profundizar en la realidad para ver la verdad.

Sus rasgos más destacados son, desde mi punto de vista, transparencia, concisión, profundidad y sinceridad, de tal forma que su mensaje te llega verdaderamente. Antonio Blay tenía una gran facilidad de palabra; conceptos tan abstractos y complejos como Dios, Ser, Energía, Inteligencia, Amor… los comunicaba de una forma especialmente sencilla.

Como todo buen maestro, sólo transmitía desde su experiencia. Sólo lo que había comprobado él mismo era lo que entregaba y enseñaba. Hombre eminentemente práctico y nada teórico, a pesar de hablar de Conciencia, Ser superior, etc. No emitía desde el intelecto, sino desde la integridad de la experiencia.

En resumen, Antonio Blay fue un maestro espiritual y transpersonal que se mezclaba con la gente. Era uno más pero que descubrió, mediante sus vivencias, la realidad de lo que somos, la esencia del Ser.

Obra

La obra de Blay estimula el proceso de la Autorrealización. El mismo, sobre la Astrología dijo “La astrología, en su origen, es una ciencia de realización interior, no de adivinación del porvenir” (Plenitud en la vida cotidiana. Ediciones CEDEL). Y hacia aquí se dirigió Blay durante toda su vida, hacia descubrir quién soy yo, qué soy yo, cómo realizarme, qué es la realidad, etc.

Estudió psicología (1959) y creó la Psicología para la Autorrealización, la cual abarca la comprensión de cómo vamos perdiendo el contacto con nuestra esencia, la creación de los hábitos y el personaje, el Yo idea, el Yo ideal, la triple angustia, los patrones de conducta, etc.

Pero Blay no sólo profundizó en el campo de la Psicología. Fue más allá pues contactó con culturas orientales. Por ejemplo, el Centramiento es la forma de conectar con el Fondo. Y por último también trata los niveles superiores de conciencia o niveles espirituales, la meditación, el silencio, etc.

Antonio Blay ahondó (profundizaba en todo lo que tocaba) en el Yoga, escribiendo cantidad de libros sobre el tema: Los Yoga, Hatha yoga, Tantra Yoga, Raja-yoga, Maha-yoga, Dyana-yoga, Yoga integral, etc.

A.Blay creó el Instituto DHARMA o Centro de Estudios y Aplicaciones Psicológicas en Barcelona. Es allí donde realizó multitud de cursos que, gracias a la insistencia de los alumnos, quedaron inmortalizados en posteriores libros mediante transcripciones. En Dharma se daban Cursos también por correspondencia y se practicaba el Yoga.

Podría decirse que Antonio Blay se adentró en el camino del Autodescubrimiento y enseñó importantes claves acerca de la psicología transpersonal.

Legado

Antonio Blay menciona en ocasiones a Krishnamurti y a Ramana Maharshi. Resulta significativo —aunque nada sorprendente si los vemos como lo que son, maestros— cómo personas diferentes han ido llegando a unos mismos puntos de forma experiencialmente diferente. Si leemos, por ejemplo, la obra de Eckhart Tolle, observamos claras analogías con lo descubierto por Antonio Blay: el fondo y cómo conectar con él, el Ser, el Ahora…

En la web de Carolina Blay, su hija, se puede obtener más información acerca de su biografía y la audición de sus cursos. APAYI es la Asociación de Psicología para la Autorrealización y Yoga integral.

Hay que agradecer también la labor que, a lo largo de los años, han realizado “sus discípulos” o personas que han promovido, de una forma u otra, su obra: Darío Lostado, Ricardo Vidal, Jordi Barqué, Jordi Sapés, Luisa Ramón, Enzo Rossi, o Antonio Jorge Larruy, que ha publicado recientemente el libro “Espacio interior”.

Mención especial tiene Miquel Martí, un músico repleto de amor que ha preservado el material grabado en cintas de conferencias y cursos de Blay, lo cual hace que pueda llegar a todos nosotros a través de los libros. Además, tengo la gran suerte de contarle como amigo, amigo del alma.

Consuelo Martín, reconocida filósofa especializada en Vedanta-Advaita, tiene un mensaje similar al de Antonio Blay, aunque sin entrar en la psicología de la autorrealización. Consuelo ha bebido de fuentes como la de Nisargadatta o Krishnamurti.

Ediciones Indigo y Ediciones Cedel tienen gran parte de las obras de Blay publicadas. También la Editorial Iberia, con libros como Creatividad y plenitud de vida.

He aquí algunas de sus frases del “cartógrafo de la conciencia” (como hace poco su hija le definió) que están entre mis favoritas, por lo que en sí mismas sintetizan:

“Nadie puede manejar bien aquello con lo que está identificado” “Yo soy más yo, allí donde soy Inteligencia, soy Voluntad y soy Amor. Y eso que soy, lo soy como un punto focal de algo más grande”

Libros sobre Antonio Blay

Si deseas conocer la obra magna de Antonio Blay y obtener sus enseñanzas, en esta Web podrás consultar sus mejores libros, completamente GRATIS.

Esperamos que los disfrutes y te sean de gran ayuda.

Un Abrazo, amable lector.

Libros de Antonio Blay:

Youtube
Youtube
Whatsapp
Fb messenger