Skip to content
Libro esotérico

Francis Bacon

A Francis Bacon, se le considera uno de los pensadores ingleses más influyentes, pionero de la ciencia, y el padre del empirismo filosófico y científico. Además, realizó grandes aportaciones a tres campos destacados: la literatura, la política y la filosofía.

Bacon elaboró el método empírico en filosofía. Sostuvo que la fuente de todo conocimiento son los sentidos, y que el objeto de la investigación es la Naturaleza, la materia, que ésta no es homogénea ni abstracta, que posee diversas cualidades, diversas formas.

Desarroll√≥ el m√©todo inductivo, en que trata de dominar la naturaleza interrog√°ndola para obtener unos axiomas capaces de interpretar las observaciones por ello √©l cita mucho esta frase: ‚Äúpara dominar la naturaleza primero hay que obedecerla‚ÄĚ.

Rese√Īa

Eminente filósofo inglés, verdadero padre del materialismo inglés. Para él, la ciencia de la naturaleza es la verdadera ciencia, y la física experimental, la parte más importante de la ciencia de la naturaleza.

Convencido de que la teología trababa el progreso de la ciencia, Bacon sometió la filosofía medieval a una crítica severa.

En su lucha por el conocimiento cient√≠fico, dec√≠a que la ‚Äúverdadera filosof√≠a‚ÄĚ deb√≠a tener un car√°cter ‚Äúpr√°ctico‚ÄĚ, vale decir, fundarse en el an√°lisis de los fen√≥menos de la naturaleza y los datos de la experiencia.

Veía la fuente de todo conocimiento en la sensación y designaba a la naturaleza, a la materia, como el objetivo de la investigación.

Los Sentimientos y el Conocimiento

Marx hizo hincapi√© en que, para Bacon ‚Äúlos sentidos son infalibles y constituyen la fuente de todo conocimiento. La ciencia es una ciencia experimental que consiste en la aplicaci√≥n del m√©todo racional a los datos de los sentidos. Inducci√≥n, an√°lisis, comparaci√≥n, observaci√≥n, experimentaci√≥n, tales son las condiciones esenciales de un m√©todo racional‚ÄĚ

El hombre no puede conocer y someter a la naturaleza ‚Äúm√°s que obedeci√©ndola‚ÄĚ, vale decir, conform√°ndose a sus leyes. La naturaleza se halla en estado de movimiento, que es su propiedad inmanente.

Bacon reconocía la diversidad cualitativa del movimiento de la materia, que no reducía al simple desplazamiento mecánico en el espacio.

No obstante, en razón de las condiciones históricas y del nivel de la ciencia en su época, no pudo resolver el problema de las formas del movimiento de la materia.

En el conjunto, su filosofía es mecanicista. Su clasificación de las formas del movimiento (contaba diecinueve) es artificial y anticientífica.

El método inductivo

Bacon fue el primero en elaborar de manera detallada el método inductivo.

El punto de partida del conocimiento es, seg√ļn √©l, el v√≠nculo causal, el an√°lisis de los diversos objetos y fen√≥menos; toda verdad aut√©ntica debe apoyarse en el mayor n√ļmero posible de hechos; al confrontarlos, el hombre tiene posibilidad de elevarse de lo particular, de lo individual, a lo general, a las conclusiones.

Sin negar la necesidad del pensamiento abstracto, no comprendía el verdadero papel de este aspecto del conocimiento y menospreciaba la deducción. Su método gnoseológico es metafísico.

Novum Organum

La obra capital de Bacon Novum Organum (1620) que tituló así para distinguirla de la obra de Aristóteles, Organon, critica a fondo las concepciones escolásticas y analiza las ideas falsas que traban el progreso de la ciencia.

Bacon divide esas ideas ilusorias y supersticiosas en cuatro ‚Äúfantasmas‚ÄĚ (√≠dolos): ‚Äú√≠dolos de la tribu‚ÄĚ, ‚Äú√≠dolos de la caverna‚ÄĚ, ‚Äú√≠dolos del foro‚ÄĚ e ‚Äú√≠dolos del teatro‚ÄĚ.

*Los ‚Äú√≠dolos de la tribu‚ÄĚ tienen su origen en la naturaleza del esp√≠ritu humano: ‚ÄúEl entendimiento humano es semejante a un falso espejo que, al mezclar su propia naturaleza con la de las cosas, deforma y desfigura las im√°genes que refleja‚ÄĚ.

Los ‚Äú√≠dolos de la caverna‚ÄĚ son los del individuo y dependen de su educaci√≥n, de sus gustos, de sus h√°bitos, del c√≠rculo que lo rodea.

*Los ‚Äú√≠dolos del foro‚ÄĚ aparecen debido a que los hombres, unidos por el lenguaje, se sirven de las palabras al nivel de la multitud.

Los ‚Äú√≠dolos del teatro‚ÄĚ son engendrados por los diferentes sistemas filos√≥ficos err√≥neos, especialmente idealistas.

Bacon no era un materialista consecuente. Su doctrina, seg√ļn la expresi√≥n de Marx, no se hab√≠a librado todav√≠a de la ‚Äúinconsecuencia teol√≥gica‚ÄĚ.

Admitía a la vez la eternidad de la materia y la existencia de Dios. Proclamaba la dualidad de la verdad: la revelación que pertenece al dominio de la teología, y la causalidad que pertenece al de la ciencia.

De este modo, adjudicaba dos almas al hombre: un alma pensante, racional, y otra, de naturaleza sensible e irracional. La primera, es creada por Dios, en tanto que la segunda es material, corporal.

El materialismo de Bacon linda por consiguiente con la teolog√≠a, la religi√≥n, aunque esta √ļltima no desempe√Īa en su filosof√≠a el papel principal.

Filosofía Idealista

Su clasificaci√≥n de las ciencias, fundada en las diferentes ‚Äúfacultades del alma‚ÄĚ (memoria, imaginaci√≥n, entendimiento), es idealista.

Bacon aborda igualmente la sociedad como idealista. Sus puntos de vista sociales y políticos reflejan los intereses de la gran burguesía y de la nobleza aburguesada de Inglaterra.

Sostuvo activamente la expansi√≥n de Gran Breta√Īa, la idea de su dominaci√≥n mundial, la conquista de la India.

Consideraba la monarqu√≠a absoluta como la mejor forma de Estado. Seg√ļn √©l, el pueblo es fuente de malestar.

A pesar de las contradicciones e inconsecuencias que abundan en su filosof√≠a, a pesar de su tendencia a conciliar la ciencia con la religi√≥n, las ideas de Bacon han desempe√Īado un gran papel en el desarrollo de la filosof√≠a premarxista, y ejercieron una influencia considerable sobre los fil√≥sofos materialistas Hobbes (ver) y Locke (ver) as√≠ como sobre los materialistas franceses del siglo XVIII.

Todas esas concepciones de Bacon reflejaban las nuevas necesidades y demandas que se presentaban a la ciencia en Inglaterra en la época de la acumulación originaria del capital. Ahora bien, Bacon no era un materialista consecuente.

Las convicciones políticas de Bacon se reflejaron en la Nueva Atlántida (1617), utopía que presenta una floreciente sociedad ideal, en la que la vida está organizada sobre las bases racionales de la ciencia y de la técnica desarrollada, pero conservándose las clases dominantes y sometidas.

Libros sobre Francis Bacon

Si deseas conocer la ense√Īanzas m√°s relevantes de Francis Bacon, en esta Web encontrar√°s sus mejores libros y cientos de libros m√°s con temas relacionados, completamente GRATIS.

Esperamos que los disfrutes y te sean de gran ayuda.

Un Abrazo, amable lector.

Libros de Francis Bacon

Youtube
Youtube
Whatsapp
Fb messenger