Allan Kardec

Allan Kardec

Allan Kardec

Allan Kardec, el codificador, el padre del espiritismo. Gracias a su constancia, dedicación, trabajo, capacidad de aguante, paciencia…, los espiritas de hoy en día nos encontramos con todos los beneficios que el espiritismo nos da. Sin más dilación pasemos a ver quien fue este gran hombre.

Hippolyte-León Denizard Rivail, como realmente se llamaba Allan Kardec, nació el 3 de Octubre de 1804 en la ciudad de Lyon (Francia), en una casa de la calle Sale nº 76 cuyo edificio fue demolido a mediados del siglo XIX. Sus padres se llamaban Jean Baptiste Antoine Rivail y Jeanne Louise Duhamel.

Comenzó sus estudios en la misma ciudad de Lyon pero a los pocos años, concretamente en 1815 se trasladó a Yverdon (Suiza) donde los completó en uno de los institutos más respetados de toda Europa, el instituto del célebre profesor Johann Heinrich Pestalozzi. Rivail se convirtió en uno de los discípulos de Pestalozzi y se identificaba mucho en su método pedagógico basado en la convicción de que “el amor es el fundamento de la educación”.

En muy poco tiempo destacó de una manera brillante en Ciencias y Letras. Hablaba correctamente español, inglés, alemán y algo de holandés.

Hacia el año 1823 termina sus estudios y regresa a Francia estableciendo su residencia en París. Allí funda una escuela llamada “École de Premier Degrée” donde daba clases de química, física, astronomía y anatomía. Asimismo escribió y publicó varios libros didácticos.

En 1832 se casa con Amélie-Gabrielle Boudet. Ella también era profesora y colaboró mucho con su esposo en sus actividades didácticas. No tuvieron descendencia.

Rivail continuó su vida de manera normal, hasta que a la edad de cincuenta años, en el 1854, un amigo suyo, el Sr. Fortier, le informó de un suceso extraño que se estaba poniendo “de moda” en las reuniones de algunas personas de la sociedad parisina. Le habló de las Mesas Parlantes o Mesas Giratorias. Fortier le comentó que las mesas, magnetizándolas, giraban y que incluso contestaban a preguntas, a lo que Rivail respondió: “Sólo creeré cuando me prueben que una mesa tiene cerebro para pensar, nervios para sentir, y que pueda volverse sonámbula”.

Al año siguiente, es un viejo amigo de Rivail, el Sr. Carlotti, el que le comenta de nuevo el insólito suceso de las mesas giratorias dejando caer la posibilidad de que sean los espíritus de las personas fallecidas los encargados de mover dichas mesas. Esto despierta la curiosidad de Rivail, aunque no deja de demostrar sus reservas al respecto.

Unos meses después, en Mayo de 1855, Rivail acompaña a su amigo Fortier a casa del Sr. Pâtier y este les invita a asistir a algunas experiencias en casa de la Sra. Plainemaison. Rivail queda totalmente impresionado con lo allí vivido. A partir de entonces pasó a frecuentar asiduamente este tipo de reuniones en distintas casas y con distintos médiums.

En ese mismo año, una noche, asistiendo a una de las sesiones en casa del Sr. Baudin, reciben una comunicación de un espíritu que se presenta con el nombre de “Espíritu de Verdad” que dice ser el protector de Rivail. Allí le habla de una anterior encarnación druida y en la cual se llamaba Allan Kardec. En la misma comunicación le cuenta también la misión que ha venido a hacer aquí en la Tierra y Rivail se pone de inmediato manos a la obra, sirviéndose de la ayuda de diferentes médiums conocidos por él.

El 18 de Abril de 1857 publica la primera edición de “El Libro de los Espíritus” firmado con su nuevo pseudónimo Allan Kardec. Este libro marcará el comienzo del espiritismo. Escrito en psicografía, son todo preguntas y respuestas dadas por los espíritus dando así forma a la parte filosófica del espiritismo.

El 1 de Enero de 1858 Kardec publica el primer número de “La Revista Espírita” (Revue Spirite), periódico espírita mensual que escribió hasta su muerte, dejando incluso preparado el número del mes siguiente a su desencarnación. En él hablaba de todas las manifestaciones de los espíritus, publicó comunicaciones dadas a su centro espirita, comentaba noticias concernientes al espiritismo…

El 1858 se funda legalmente “La Sociedad Parisiense de Estudios Espíritas”.

El 15 de enero de 1861 se publica por primera vez “El Libro de los médiums”. Este libro contiene la parte científica del espiritismo. En él los espíritus nos enseñan todo lo relacionado con el “fenómeno”, es decir, los medios de comunicación con el mundo espiritual, desarrollo y tipos de mediumnidad, las dificultades que conlleva, tipos de manifestaciones… La publicación de este libro levanta un gran revuelo y el 9 de octubre de 1861 el Obispo Antonio Palau y Termens manda quemar los libros de Allan Kardec en una plaza pública de Barcelona por “ser perniciosos y contrarios a la fe católica”. Ese mismo obispo, años más tarde, ya desercarnado, se comunicó con Allan Kardec a través de una medium y le pidió que rezara por él.

En 1864 publica “Imitación de Evangelio según el Espiritismo” que revisará y modificará dos años más tarde llamándole directamente “Evangelio según el Espiritismo”. Base moral del espiritismo donde se explican las máximas de Jesús y cómo hemos de llevarlas a la práctica en la vida diaria.

En Agosto de 1865 publica “El Cielo y el Infierno o La Justicia Divina según el Espiritismo” donde nos habla de los sufrimientos y las recompensas, quienes son los Ángeles y los Demonios, que es el Cielo y el Infierno, acabando con numerosos casos de espíritus que cuentan su experiencia durante y después de la muerte.

Por último, en 1868 publica el libro “La Génesis, los Milagros y las Predicciones según el Espiritismo” que trata de la creación de la humanidad y del mundo, de los milagros y las profecías… este fue el último libro publicado por Kardec.

El 31 de Marzo de 1869 muere Allan Kardec a la edad de 65 años a causa de una neurisma de la aorta. Su cuerpo fue enterrado en el cementerio de Montmartre. Pero el 29 de Marzo del año siguiente su cuerpo fue trasladado al cementerio de Père-Lachaise donde reposan sus restos hasta el día de hoy. Allí, el 31 de ese mismo mes fue colocado un Dolmen (tumba druida) como monumento a Allan Kardec y en su parte superior esta escrito:”Nacer, morir, renacer y progresar sin cesar, tal es la ley”. Decir que esta tumba se puede visitar por todo el mundo que quiera acercarse y hasta el día de hoy siempre está lleno de flores.

En enero de 1890 los amigos de Allan Kardec publican el libro de “Obras Póstumas”, una colección de ensayos y anotaciones personales sobre distintos asuntos espíritas, asi como planes para el futuro.

En estos seis libros es como Allan Kardec nos dejó toda la base del espiritismo. Después de esto sólo nos queda decir: Gracias Allan Kardec, muchas gracias.

Yolanda Durán.

Centro Espírita “Entre el Cielo y la Tierra”

22 files

SIGUENOS EN YOUTUBE y Escucha los AUDIOLIBROS!!! Canal YouTube

3643